ENVÍOS ÚNICAMENTE EN LA REPÚBLICA MEXICANA
¡ENVÍOS GRATIS!, EN COMPRAS DE MÁS DE $1000

El llamado a reducir los desechos de comida

El llamado a reducir los desechos de comida

¿Has analizado la cantidad de residuos de comida que desechas?

 

En base a un reciente estudio publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en el 2019 producimos 931 millones de toneladas de residuos de alimentos en nuestro planeta, sin contar los alimentos que se pierden durante la producción (antes de llegar a los consumidores). Esto quiere decir que desechamos el 17% de todos los alimentos listos para consumirse. Además, se encontró que la mayor parte de estos alimentos son desechados en casa.

 

En contraste, en el mismo año, 690 millones de personas sufrieron de hambre. Año anterior a la pandemia, por lo que podemos deducir que aún más personas han sufrido de hambre desde entonces. Y por si esto fuera poco, los desechos orgánicos que llegan a los rellenos sanitarios generan gases de efecto invernadero y lixiviados (líquidos mezclados con otros materiales que pueden llegar a los mantos acuíferos, contaminándolos), además atraen fauna nociva y por ende la propagación de enfermedades.

 

Uno de los objetivos fijados por la ONU para lograr un desarrollo sustentable, es reducir nuestra cantidad de desechos de comida a la mitad para el 2030. ¿Qué tal vas con este tema?

 

Te damos aquí algunas recomendaciones para que podamos cumplir la meta:

 

  1. Haz un plan de lo que cocinarás durante la semana y crea una lista de lo que necesitas comprar (intenta no salirte de tu lista). Un buen aliado son los servicios de entrega de mandado a domicilio que se activó durante la pandemia, al enviarles tu lista exacta, limitarás tus compras a lo que tenías planeado (sin que se te antojen cosas adicionales).
  2. Utiliza tu creatividad para utilizar las sobras de comida. Recaliéntalo para tu desayuno o reinventa un platillo.
  3. Elige las frutas y verduras “feas” que la mayor parte de las personas suelen rechazar, esto evitará que los supermercados las desechen por no ser atractivas o que simplemente envejezcan y no quede más opción que tirarlas.
  4. Dale prioridad a la comida que tenga una fecha de caducidad más vieja y evita que se descompongan frutas y verduras.
  5. Si tienes algo en exceso, congélalo. Podrás aprovecharlo más adelante.
  6. Si sales de tu casa y no te pudiste acabar todo, pide el resto para llevar (te sugerimos cargar con tu tupper para evitar generar residuos).
  7. Realiza una composta con los restos de materia orgánica para evitar que vayan al relleno sanitario

 

Te puede interesar: ¿Cómo realizar una composta casera? – Revolución Ambiental (revolucionambiental.mx)

 

¡Toma conciencia de tu progreso! Observa tus hábitos actuales y nota la diferencia. Recuerda que por pequeño que parezca, si todos realizamos nuestra parte, pronto estaremos viviendo en un mejor planeta.