ENVÍOS ÚNICAMENTE EN LA REPÚBLICA MEXICANA
¡ENVÍOS GRATIS!, EN COMPRAS DE MÁS DE $1000

¿Lavar pañales de tela en pleno siglo XXI?

¿Lavar pañales de tela en pleno siglo XXI?

¿Lavar pañales en pleno siglo XXI? ¡Si, chicas, claro que sí!

 

A veces relacionamos lo desechable con algo práctico y moderno. Tan fácil como cargar tus toallitas húmedas y tus pañales desechables en tu pañalera, para luego utilizar y ¡saz! tirarlos a la basura para no volverlos a ver nunca más. Tu bebé limpio, tu pañalera sin un pañal menos. Pero ¿realmente sabes a donde va a parar ese pañal? Probablemente has escuchado o escucharás alguna noticia alertándote de la cantidad de basura plástica que está poniendo en riesgo nuestros océanos y también a nuestros animales que viven en él. Bueno, pues probablemente ese pañal se convierta en parte de esta estadística. Pero bueno, esta publicación no era para hablar sobre la contaminación de los desechables (que por cierto tardan más de 500 años en degradarse, otro terrible dato). En realidad, el mensaje que les quiero transmitir es que en pleno siglo XXI, lo moderno es ni más ni menos que ¡regresar a los pañales de tela! ¡Así es!

 

Si bien por algunos años creímos que lo desechable y práctico era sinónimo de moderno, en la actualidad sabemos que hacer las cosas con conciencia y cuidando de nuestro planeta es el presente y el futuro. Y además por el contrario, los pañales de tela son de lo más modernos del mundo, tanto, que están diseñados para lavarse en lavadora (así que no te preocupes, no estarás regresando a los tiempos de antes, aunque si fuera así, no estaría nada mal aprender un poco de nuestros abuelos 😉 ). Cada parte del pañal está diseñado para cumplir con una función en específico y además se han elegido los materiales más adecuados para que a pesar de no contener químicos, puedan absorber tanto como los desechables (a esto se le llama tecnología textil, suena moderno ¿no? 😉 ) . Utilizar pañales de tela no es más que crear el nuevo hábito de echar una lavadora más.

 

Así que ni lo piensen, sigan firmes en su decisión de utilizar pañales de tela y de una vez por todas, deshagámonos de pensar en los desechables como primera opción. Y si les es posible, ¡inspiren a muchas nuevas mamás! Pongamos nuestro granito de arena.

 

Créanme, los desechables son funcionales en ciertas situaciones, pero los pañales de tela son y serán siempre cien mil veces mejores para tu bebé, para tu economía familiar, y sobre todo, para nuestro asombroso planeta. 😉