ENVÍOS ÚNICAMENTE EN LA REPÚBLICA MEXICANA
¡ENVÍOS GRATIS!, EN COMPRAS DE MÁS DE $1000

Educación sustentable en nuestros hijos

Educación sustentable en nuestros hijos

Educación sustentable en nuestros hijos


Nuestra generación cuenta con una gran responsabilidad; nunca habían sido tan claras y alarmantes las repercusiones de la contaminación en el planeta. Nuestros océanos parecieran un tiradero de basura, el mundo se encuentra 1 grado más arriba de su temperatura habitual y con riesgo de incrementar 2 grados más en los siguientes años y esto conlleva a glaciares que se descongelan frente a nuestros ojos y a desastres naturales cada vez más agresivos. El mundo está gravemente afectado por nuestra causa. De nuestra generación depende cambiar el rumbo del futuro de nuestro planeta, pero ¿qué rol juegan nuestros niños en este cambio de rumbo?

Visualicemos un mundo donde las casas son completamente sustentables, donde sacar la basura no existe más, siendo reemplazado por el reciclaje y compostaje. Un mundo donde podamos recolectar nuestros propios alimentos cosechados en nuestros propios huertos. Un mundo donde los productos naturales reemplazaron por completos los productos llenos de químicos nocivos para la salud. Un mundo lleno de plantas y naturaleza, en donde todas las formas de vida vivimos en armonía. La única forma de poder lograr este sueño es comenzarlo a vivir y sembrarlo en quienes serán el futuro de nuestro planeta, nuestros niños.

 

 ¿A qué edad es bueno comenzar a educarlos en el cuidado del medio ambiente?

Según María Montessori, el niño desde su nacimiento hasta los 6 años está en un período sensible llamado “la mente absorbente”. Durante esta etapa el niño tiene gran interés y curiosidad por lo que le rodea, una gran capacidad de aprender y asimilar el mundo, sin esfuerzo consciente. La mejor edad para enseñar a un niño a asimilar un estilo de vida completamente sustentable es durante esta etapa, así su aprendizaje será natural, sin tener que forzarlo. La meta es que nuestros niños crezcan viviendo ese estilo de vida que queremos dejarles.

¿Cómo enseño a mis hijos a vivir de forma sustentable?

La mejor manera de enseñarles a nuestros niños es siendo un ejemplo a seguir para ellos e invitándolos a participar en este estilo de vida. Podemos llevar acabo muchas actividades con ellos, te enlistamos a continuación algunas de nuestras sugerencias:

  • Pasen tiempo en la naturaleza:En un ritmo de vida tan acelerado como el actual, los niños pasan cada vez menos tiempo en contacto con la naturaleza. La forma más básica de enseñarles a amar a la naturaleza es disfrutándola. Llevémoslos a explorar paisajes naturales, enseñémosles a respetar y cuidar a los animales. Un simple juego al aire libre donde puedan explorar su entorno, observar insectos, jugar en la tierra, bastará para cumplir el objetivo.
  • Realicen la composta de manera regular: Con esta simple actividad, el niño podrá observar el proceso de descomposición de la materia orgánica, y entenderá el ciclo natural de las frutas y verduras. Cómo estas regresar a la naturaleza sin tener que generar basura.
  • Siembren y cosechen:De la mano con realizar la composta, el poder comer alguna fruta o verdura que ellos mismos hayan sembrado, les permitirá maravillarse al entender el proceso de la naturaleza en producir alimentos, y así mismo, el enseñar a los niños a obtener su propia comida es algo inigualable. Aprovechemos esta experiencia para explicarles sobre los alimentos transgénicos y cómo estos pueden ser nocivos para nuestra salud.
  • Reciclen:A los niños les encanta clasificar, muéstrales de qué está hecho cada producto y cómo se clasifica en el reciclaje (vidrio, papel y cartón, aluminio, plástico).
  • Utilicemos energía renovable: Los niños deben de saber cómo y de donde se obtiene la energía fósil y la contaminación que ésta genera. Así mismo, debe de saber que la naturaleza nos regala esa misma energía, y que es una fuente limpia e ilimitada.
  • Volvamos siempre a los más natural: Que se vuelva algo habitual utilizar productos libres de químicos nocivos, volvamos a utilizar productos provenientes de la naturaleza.
  • Digámosle NO al consumismo: Los niños deben de entender que TODO lo que compramos y tenemos, al dejar de servir, no se desaparece, si no que se convierte en basura la mayor parte de las veces. Expliquémosles que es mejor calidad a cantidad. Es importante inculcarles que si algo deja de servir, tenemos que intentar repararlo en lugar de desecharlo.

 

En nuestras manos está realizar ajustes en el estilo de vida al que estamos acostumbrados para poder lograr un estilo de vida más sustentable, pero el reto más grande está en enseñar a nuestras futuras generaciones a asimilarlo como una forma de vida natural para así poder salvaguardar a nuestro planeta. Los niños al asimilar este estilo de vida como algo natural, lograrán aplicarlo como algo habitual en sus vidas. ¡Manos a la obra!

Deja un comentario